• (+569) 9998 6332
  • cotizaciones@dismatChile.cl
Galvanizar es recubrir con zinc la superficie del acero para protegerlo de la corrosión. El zinc es el recubrimiento metálico más utilizado por su capacidad de sacrifico para proteger el acero base. Existen dos métodos básicos para obtener el acero galvanizado: galvanización por inmersión en caliente y galvanizado electrolítico o Zincado en frio. De allí se derivan toda una gama de productos que hacen del acero galvanizado un producto de múltiples posibilidades.

Galvanizado en caliente
El proceso consiste básicamente sumergir el acero a recubrir, en una cuba donde se encuentra el zinc fundido. Se utilizan diferentes tipos de aleaciones de zinc con otros metales. De esta forma se consigue un recubrimiento del acero mucho más homogéneo puesto que la galvanización consiste en sumergir este material en Zinc a una temperatura superior a los 400 grados. Mediante el galvanizado se consigue una correcta fusión entre el Zinc y el Acero de tal manera que el producto final tiene una gran protección frente a la corrosión. Esto lo hace el proceso más adecuado para ser utilizado en exteriores donde esté expuesto al agua, nieve y aire.

Galvanizado electrolítico o Cincado en frio:
A diferencia del sistema por inmersión en caliente, aquí el proceso para aplicar el zinc utiliza la corriente eléctrica en un sistema electroquímico. La lámina se transporta en forma continua a través del tanque de galvanización y electroquímicamente se le aplica un recubrimiento de zinc. En el tanque de galvanización se recubre por medio de corriente eléctrica. La electrogalvanización se lleva a cabo a temperatura normal y alta velocidad, por lo que aún después de galvanizar, los productos retienen virtualmente todas las propiedades básicas del metal base, conservando así excelentes características mecánicas para trabajarla. Sin embargo, debido a su recubrimiento de zinc relativamente bajo (3 a 40 g/m2 por cada lado), es menos resistente a la corrosión que la galvanizada por inmersión en caliente.

APLICACIONES
Galvanizado en caliente (99% zinc) Lámina para techos, industria de refrigeración y aire acondicionado, carrocerías, vallas y múltiples usos adicionales. Galvano-recocido con recubrimiento Fe-Zn Industria automotriz. También se utiliza en la fabricación de elementos eléctricos y materiales para construcción. Electrogalvanización o zincado Divisiones interiores, paneles decorativos, partes de automóviles, pernos y fijaciones, electrodomésticos y muebles metálicos.

GALVANIZADO CALIENTE


ZINCADO O GALVANIZADO EN FRIO